Dracula, la leyenda jamas contada

Año 2014, una nueva película basada en la novela de Bram Stoker “Dracula”. Después de la decepción del intento de leer la secuela “oficial” que escribió el sobrino-bisnieto de Stoker (que no fui capaz de acabar de leer), esta película daba un miedo atroz (por lo mala que parecía).

Y tan mala no es, la verdad. Si olvidamos por un momento el dracula de toda la vida (el de la película de Coppola, del 92) y nos centramos en esta historia tenemos a un joven príncipe que fue adiestrado por los Turcos (a la fuerza) para convertirse en una maquina de matar y que se gano a pulso el mote de “empalador”.

No se si será casualidad, pero parece que esta vez se han fijado mas en la vida del hombre (Vlad Tepes antes de convertirse en vampiro.

Entonces, tenemos al empalador intentando ser una buena persona, con su mujer y su hijo y su castillo. Y en esto que llegan los turcos (que son los malos) y le piden un tributo (un montón de niños (para convertirlos en soldados)) y además a su hijo. Suponemos que si no hubiesen metido al hijo en el trato le hubiese importado poco… pero bueno, el caso es que esta a punto de ceder … pero al final no.

Y aquí empieza lo bueno, sin ejercito con el que hacer frente a los invasores, su unica opción esta en un ser que vive en una cueva dentro de la montaña.

En este punto de la película todo el mundo se estará preguntando lo mismo. ¿Que hace un vampiro en una cueva?. El caso es que lo que viene a continuación os lo podéis imaginar.

El príncipe que sube a la montaña, el vampiro que le ofrece poder y la vida eterna a cambio de beber su sangre, pero le advierte de las consecuencias.

Este príncipe (como todos) se cree que puede vencer a la tentación y se bebe la sangre … y ya que estaba arrasa con todo el ejercito de los turcos (si, el solito y su hechizo vampiro).

Después de la batalla la gente (los de su castillo) se mosquean un poco. Que raro que hayamos ganado y que casualmente el príncipe no salga al sol (si, los vampiros no pueden salir al sol) así que … para que vamos a agradecer que les haya librado de una muerte segura… mejor lo intentamos quemar vivo.

El caso es que, una segunda horda de turcos intenta atacar … así que, lo mas rápido es crear un ejercito de vampiros (este aprende rápido, no había pasado ni 1 día desde que se convierte) que luego el mismo se encarga de destruir.

Y digo yo, ¿tanto les hubiese costado llamar igual a la mujer del príncipe?, solo con eso y con algún detalle mas la cosa hubiese tenido algo mas de sentido.

Y que conste que la película no esta mal, si en vez de llamarse dracula se hubiese llamado de otra forma. Una historia de como un tío se convierte en vampiro.

Y me temo que va a haber mas partes … Costó 70 millones y lleva recaudado mas de 190 (y lo que queda).

Una película entretenida que le da un nuevo punto de vista al dracula de toda la vida.

bjone Author