La jungla de cristal 5, un buen día para morir

Y van 5 … nada mas y nada menos. Vuelve John McLane, esta vez para echarle una mano a su hijo (y de paso hacer un poco de turismo por la antigua URSS).

Con mucho, la mas floja de toda la saga. Y no es porque el bueno de Willis empieza a acusar la edad. El problema es que el argumento de la película pega mas para “los mercenarios” que para el poli destructor.

Ademas es que las cosas pasan tan deprisa que casi ni te das cuenta…el hijo de mclane detenido en Rusia, el papa que coge un avión…se baja en moscu y se sube a un taxista cantante…llega a los juzgados … su sentido arácnido le dice que algo va a pasar … y se lían a tiros…

Y todo esto sin que puedas pararte a pensar, ¿Quien es este tío?

El caso es que, por cosas de la vida…acaban en un banco dentro de chernobil…destrucción, tiros, mas tiros y algún que otro chiste encajado con calzador. Poco mas. Una pena que hayan querido hacer algo tan espectacular … que acaba aburriendo.

Este tío (Mclane) se siente mas cómodo en un centro comercial asediado por terroristas … puede que la mafia rusa le quede un poco grande. Después de la fantasmada del caza (de la 4) ahora tenemos un super helicóptero que manda a hacer puñetas.

A mi me pareció bastante sosa, a ver si la volvemos a ver y mejora un poco la percepción. Una pena que la saga se despida así (creo que hay “amenazas” de una 6 parte)…en fin … Yippie ka yei hijo de puta…Larga vida a John Mclane.

bjone Author