Golpe de efecto

Nueva película del incombustible Clint Eastwood. 83 años y ahí le tienes. Esta vez da vida a un ojeador de Baseball que, debido a su edad empieza a pasarlas canutas.

A este hombre se le da de vicio hacer de gruñón con mala ostia, supongo que ira en su carácter. El bueno del ojeador empieza a notar los achaques de la edad y por terquedad no es capaz de pedir ayuda. Menos mal que su hija (que también esta encabronada con la mierda de vida que lleva) decide dar un cambio radical y echarle un ojo (que es lo que necesita).

Entretenida, del estilo a Gran Torino. Se deja ver … mucho mejor que la ultima del tsunami (que era infumable). Perfecta para una tarde lluviosa de domingo.

Tomándotelo con humor, tiene algunas escenas muy buenas, lo de que el garaje empiece a encoger… también me ha pasado a mi con 40 años menos …

En fin, mas películas así … aun tiene caña para rato.

bjone Autor